maine photo chateau.jpg

CHÂTEAU DE VITRY-LA-VILLE

BODAS, RECEPCIONES PRIVADAS, HABITACIONES, SEMINARIOS, EVENTOS

 

1, Rue de l'Eglise - 51240 Vitry-la-Ville

+33 6 09 74 32 10

 
nuit des cheteaux.png

QUIÉNES SOMOS?

Bienvenidos al Château de Vitry-la-Ville, una de las pocas residencias de la Champaña construida en piedra caliza y coronada por un tejado de pizarra violácea de Irlanda.

Este palacio, erigido en el siglo XVII y ampliado a posteriori en el siglo XVIII, se extiende sobre una propiedad de 17 hectáreas. Está rodeado de arroyos, estanques, un foso, puentes y un elegante jardín de estilo francés. Fue diseñado por el afamado arquitecto paisajista del siglo XVII André Le Nôtre. El conjunto está realzado por una puerta de acceso única, forjada por el maestro herrero de Luis XIV.

Este marco romántico incomparable es el lugar ideal para acoger grandes recepciones, bodas, celebraciones, seminarios corporativos, cursillos de desarrollo personal, propuestas culturales, rodajes de películas…. También es un lugar óptimo para descubrir los placeres de la vida en un palacio, disfrutando de una estancia de relax en familia o con amigos en la Champaña.

La grandiosidad de sus numerosos salones de recepción, sus salas de formación, totalmente equipadas, una cocina totalmente equipada a su entera disposición y preparada para acoger servicios de catering para las grandes ocasiones, más el encanto palaciego de sus habitaciones con capacidad para 36 personas son algunos de sus atractivos. Al mismo tiempo, disponemos de habitaciones para invitados para un máximo de 15 personas.

El palacio está situado entre la célebre Côte des Blancs y los cerros de Sézannais, unos pocos kilómetros al sur de Reims, a 16 kilómetros al sudeste de Châlons-en-Champagne, cerca de Vitry-le-François. El palacio de Vitry-la-Ville les ofrece una gran variedad de instalaciones y actividades in situ: piscina privada climatizada, sala de fitness, paseos bucólicos, recorridos en barca por el foso, etc.

 Estaríamos encantados de poder hacer de su estancia y de sus celebraciones ese momento único e inolvidable con el que habían soñado.